viernes, 29 de abril de 2011

OTRA HISTORIA DE URSULA WÖLFEL

LA HISTORIA DE LA MARIPOSA RECÍEN NACIDA

Una mariposa recién nacida salió de un agujero en un muro. Tenía unas alas de colores maravillosos, pero no se echó a volar, sino que se quedó posada en el muro.
Las otras mariposas pasaron volando por delante de ella. El viento las llevaba y cogían néctar de las flores. Pero la mariposa recién nacida tenía miedo a volar.
Las abejas zumbaban junto a ella, los mosquitos bailaban a su alrededor y el abejón pasaba sobre su cabeza. Pero la mariposa recién nacida seguía teniendo miedo a volar.
Sus alas comenzaron a temblar, estiró las antenas y tensó las patas. Entonces el viento sopló y se llevó a la hermosa mariposa recién nacida por el aire.
No le quedó otro remedio que volar y ya solo quiso volar. ¡Qué bonito era!

¡Qué bien nos viene esta historia en primavera! El ciclo de la vida comienza de nuevo;  es un buen momento para iniciar nuevos retos, y a veces sólo necesitamos el empujoncito del viento para lanzarnos a la aventura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada