viernes, 11 de marzo de 2011

Campaña "Leer en Familia" y Argine

Familias!! Os recordamos que terminado el mes de febrero debéis entregar a los tutores o tutoras de vuestros hijos/as el cupón lector, correspondiente a dicho mes con el nombre del niño o niña y firmado por vosotros.


Una vez más os recordamos que fomentar el hábito lector potencia la creatividad, la imaginación, favorece la concentración, mejora la competencia lingüística, ayuda a aprender mucho de los libros y nos hace disfrutar de buenos momentos, si además la lectura es compartida refuerza los lazos de unión entre padres e hijos.

...Y además  es capaz de "levantar castillos... "

Hemos encontrado este video en el blog "El baul que no tenía mi abuela"). No dejéis de mirarlo.

Está lleno de ternura, es fantástico!!!   Lo que se puede hacer con un libro e ilusión....

 (pinchad en la imagen) 


Aquí tenéis algunas ORIENTACIONES PARA LEER EN FAMILIA

  • En los primeros años la narración oral es una fuente de disfrute e inicio fundamental a la palabra escrita.
  • Buscad un tiempo y un lugar para leer todos los días con los niños, sin que esta lectura tenga que ver con las tareas escolares. Convertidlo en una rutina y este hábito les ayudará a valorar los momentos de lectura.
  • Leed juntos, sobre todo en las primeras etapas, en las que los niños no son lectores autónomos. Sentaos cerca y leed para ellos. Los niños aprenden a leer viendo los textos escritos, observando las ilustraciones... pasando las páginas de un libro.
  • Leer como un adulto requiere soledad, silencia y tiempo. Leer en la infancia requiere compañía, voces y un poco de tiempo de los mayores.
  • Haced de la lectura un tiempo divertido. Cuando los niños son pequeños se pueden leer historias jugando con la voz o entonando poemas y canciones. El niño mejora su lectura cuando se apropia del ritmo y los sonidos de las frases.
  • Preguntad al niño por sus lecturas. Si os interesáis por los libros que lee, le posibilitaréis establecer conexiones, organizar la información y podréis ayudarle a ser un lector activo.
  • Cualquier motivo puede ser bueno para leer: preparar una excursión, hacer un postre sabroso o conocer las reglas de un juego. Las guías turísticas, los recetarios de cocina, los periódicos, las instrucciones o la publicidad ayudan al niño a comprobar que leer es importante para cualquier actividad.
  • El ejemplo es importante, los niños imitan lo que ven. Optar por un periódico, una revista o un libro les demostrará que para vosotros leer es gratificante. Recordad que aunque no seáis grandes lectores podéis ser unos excelentes mediadores entre el niño y los libros.
  • Cuando los niños ya sepan leer, seguid compartiendo la lectura en familia. Les gusta escuchar historias leídas en voz alta a cualquier edad, y siguen necesitando nuestro estímulo.
  • Motivad a vuestros hijos e hijas a utilizar la biblioteca escolar o la biblioteca pública. Vosostros también podréis saber qué lecturas son más apropiadas y cómo tenéis que hacerlo, preguntando a los maestros o a los bibliotecarios.
  • Por útlimo si algún día, por cualquier motivo,  no podéis hacer vuestro rato de lectura, no os desaniméis, voved a  intentarlo al día siguiente con más ganas.
¡Ánimo y a disfrutar!

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada